lunes, 2 de febrero de 2015

La exótica Fiscalía

En aras de conseguir la información que no pudieron por incompetencia técnica, negligencia, falta de astucia investigativa o simple inexistencia de la misma, los señores Fiscal y Vicefiscal General de la Nación intentan ahora una maroma excepcional, una especie de "salto olímpico" legal a través de la aplicación - inaplicable hasta ahora - de la llamada "favorabilidad de la ley penal" pero en sentido retroactivo. Lo más exótico - jurídicamente - que pueda escucharse lo han dicho los dos señores funcionarios intentando lo que no pudieron en todo el largo proceso penal seguido contra la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado: que la señora hable, colabore e identifique a los "… dirigentes o cabecillas de organizaciones delictivas y la demostración de su responsabilidad". 

Eso es lo que dice la Ley 600 de 2000 - remplazada por la Ley 906 de 2004 - cuando se trataba de acordar beneficios para personas condenadas a cambio de su colaboración, y es lo que pretenden los doctores Montealegre y Perdomo para encontrar al "dirigente o cabecilla" de la organización delictiva que ejecutó las denominadas "chuzadas" o interceptaciones ilegales. 

Para no alargarles el cuento: solo, y solo si, doña María del Pilar IDENTIFICA y DEMUESTRA la RESPONSABILIDAD  del dirigente o cabecilla que le dio las órdenes de seguimientos ilegales, se hará acreedora a los beneficios ofrecidos: "disminución de una sexta (1/6) hasta una cuarta (1/4) parte de la condena, sustitución de la prisión por prisión domiciliaria, suspensión condicional de la ejecución de la pena o la libertad condicional e incorporación al programa de protección a víctimas y testigos". Eso también lo dice la Ley 600. 

Y el único que podría haberle dado esas órdenes - nadie más - era el entonces presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez. Ella, como Directora del DAS, no tenía a ningún otro superior. 

La muy peculiar iniciativa de Montealegre y Perdomo tiene más problemas que el Álgebra de Baldor (exótico libro de bachillerato), entre otros a ver:

1. La señora Hurtado cometió sus delitos bajo la Ley 906 que entró en vigencia en enero de 2005, así que resultaría bastante enrevesado aplicarle la 600. Hacerlo así abriría un incontenible boquete jurídico por el cual se colarían delincuentes de todos los pelambres ávidos de que les rebajen sus largas condenas, o los manden para la casa a cambio de convertirse en algo que le encanta a la Fiscalía, sus "testigos estrella" (lástima que la mayoría resultan más falsos que una moneda de 3 pesos).

2. Las normas constitucional y legales hablan de la ley permisiva o favorable, "aun cuando sea posterior"; en parte alguna se dice que la ley ANTERIOR pueda favorecer a un condenado. Aplicarla hacia atrás implicaría, por ejemplo, que no pudieran aumentarse las penas como ya se ha hecho para diversos delitos, especialmente los más graves.

3. Quizá los señores de la Fiscalía quieran ampararse en un detalle de la Ley 599 o Código  Penal: que la favorabilidad también rige para los condenados. Pero eso se incluye en consonancia con la 600 (Código Procesal Penal), la que ya anotamos con relación a que los beneficios solo se otorgarán si el condenado IDENTIFICA y DEMUESTRA la responsabilidad de su jefe. 

4. Supongamos que la señora colabora e identifica a su jefe como el "dirigente o cabecilla". Viene otro detalle: la Ley 600 dice que solo "Se tendrá como eficaz la colaboración cuando al menos haya sido soporte de resolución de acusación…" El jefe de la señora solo puede ser sujeto de proceso en la Comisión de Acusaciones del Congreso y para que se apruebe allí una "resolución de acusación", que deberá ser votada por la plenaria de la Cámara de Representantes, será necesario un proceso similar o más engorroso que el 8000 que terminó a favor de Ernesto Samper. Imagínese no más el enrarecido ambiente de pugna política - mucho más caliente que el actual - con un Uribe  investigado por sus colegas congresistas.

5. Pero queda faltando una tuerca: la señora deberá DEMOSTRAR la RESPONSABILIDAD del entonces Presidente. 

Y entonces, solo allí, si la Cámara acusa a Uribe, la señora Hurtado podría recibir los beneficios que tan emocionado anunció el señor Vicefiscal. Para esa época ella ya podría haber salido de prisión por pena cumplida. 


1 comentario: